Los zocos de Ammán

zocos de Ammán

Una forma de acercarte a la cultura jornada será perdiéndote por los numerosos mercados que encontrarás en pueblos y ciudades. En el mundo árabe, a los mercados se les llama zoco (souk / pronunciado suq). Su origen se remonta al Islam clásico o medieval, que se ubica en torno al año 630 con el periodo denominada arabia preislámica, y termina en el siglo XV. Durante esta época, comenzaron a organizarse los zocos en la parte central de las ciudades, generalmente junto a las plazas, siendo una importante arteria para la vida social y económica de la ciudad. Era una forma de articular el campo y la ciudad, dando espacio a productos de ambas procedencias, además de lugar de encuentro y de compra venta de servicios. 

Sus puestos, en los que se realizaban oficios además de la sola venta, se agrupaban en áreas especializadas o gremios. En su parte central se ubicaban los artículos lujosos dejando las zonas exteriores para los artículos más vastos, menos cotizados o que procedían de oficios ruidosos o que producían sustancias insalubres como los trabajos en cuero, el teñido de tejidos, o la fabricación de aceites. Se podían encontrar productos como  especias, frutas y hortalizas, carnes, lácteos, productos de artesanía como las cerámicas o los calderos; talleres de carpintería, de sastrería, de pinturas o contratar los servicios de médicos, barberos o albañiles. Además, personas dedicadas al entretenimiento amenizaban las abarrotadas jornadas con acrobacias o narraciones. 

Todas las actividades estaban reguladas por el almotacén, un empleado público encargado de velar por el correcto funcionamiento del zoco, el cumplimiento de las medidas sanitarias, controlar la calidad, los pesos, medidas y monedas.  

La capital de Jordania, Ammán, parada obligada en tu viaje a Jordania, tiene varios zocos y galerías comerciales que recomendamos visitar. Los mercados siempre tienen una atmósfera animada que refleja el carácter de la ciudad y de sus gentes, y es una buena experiencia para acercarte a su cotidianidad. El zoco de Ammán más conocido entre la gente que visita el país es el Zoco Jara (Souk Jara). Se ubica en el distrito de Jabal Amman, junto a Rainbow Street, una de las zonas más chic de la capital, con casas restauradas convertidas en cafés, restaurantes donde confluye lo tradicional con lo moderno, tiendas  con las últimas tendencias o galerías de arte. Abre los viernes de 10:am a 10:00 pm. Podrás encontrar antigüedades, libros, perfumes y jabones o piezas de artesanías a muy buen precio, entre las que destacan los trabajos en madera y en cobre. La visita se ameniza con espectáculos musicales para todo el público, actuaciones infantiles y de magia o manualidades. 

Otro de los mercados imprescindibles es el Zoco El-Khodra (Souk El-Khodra), conocido por sus productos frescos y la calidad de sus frutas y verduras, que son de temporada y tienen unos precios muy asequibles. Podrás adquirir mandarinas, naranjas y limones, higos, plátanos, manzanas o aceitunas, todo de la agricultura local. Es también muy conocido porque en él se pueden encontrar todo tipo de dulces típicos. Se encuentra al lado de la Mezquita Al Hussein Big Talal, en la calle King Talal 1. Es una buena opción si vas a estar unos días en la ciudad y quieres comprar aquí frutas para tus snacks o para llevarte a tu viaje hacia otras zonas del país. 

Si lo que quieres es llevarte un recuerdo especial de orfebrería o pedrería deberás visitar el Zoco El-Sagha o Gold Souk en el que se encuentran los puertos de artesanía en oro, piedras preciosas y semipreciosas y todo tipo de joyas que se personalizan con finas tallas. Son típicas de Jordania la aventurina, una piedra jaspeada con destellos en su interior que se encuentra en tonos verdes y azulados o la lolita azul. Ambas piedras son muy populares para enganzarlas en collares y pulseras de plata. Se ubica en callejones estrechos de la zona antigua de la ciudad, en King Faysal Square, y cuenta con unos 100 puestos. Algo que le da un valor especial a este zoco es que muchos de los fabricantes más importantes de piezas de oro del país comenzaron aquí su trayectoria. 
Otros dos mercados de visita imprescindible son el Zoco Nour Al-Barahak y el Zoco Mango. El Souk Nour Al-Barakah abre únicamente los sábados y se caracteriza por ser un espacio de encuentro entre personas con distintas discapacidades y la comunidad, en el que se le da la oportunidad a adultos jóvenes con discapacidad a vender y exponer sus trabajos en un ambiente recreativo. Se pueden encontrar productos frescos cultivados bajo la ética del cuidado de la tierra y las personas, panes o aceites esenciales.  Por su parte, el Souk Mango es uno de los mercados más antiguos del centro de la capital. Se ubica junto a la mezquita, en Al-Balad. Su insignia es la venta de ropa de novia, pero también se pueden encontrar todo tipo de ropa de adulto e infantil, ropa de cama y de hogar, antigüedades, muebles y accesorios de electrónica.

Otro par de mercados que son de muy recomendable visita son el Zoco El-Joumea, también conocido como Amman Friday Market, un grandísimo mercado de ropa de segunda mano que se realiza los viernes donde se pueden encontrar gangas de ropa con bordados artesanales, que suele ser muy costosa en otras tiendas. Este se ubica cerca del Museo Jordano, en el límite del centro de la ciudad. También el Farmers Market Amman que se dispone todos los viernes en el Club Ortodoxo de la capital desde las 10 hasta las 16. En él se pueden encontrar productos de granjas de fuera de la capital, que garantizan una agricultura ecológica de muy buena calidad. Además hay un área infantil que hace de éste un buen lugar para ir en familia. 

Otros de dimensiones más pequeñas, con mucho encanto y muy especializados son el Souk el-Atareen, una pequeña galería comercial detrás de la mezquita donde encontrarás boticarios con hierbas y especias para hacer remedios naturales propios de la medicina tradicional árabe; y el Souk el-Koutoub donde los amantes de los libros se pueden deleitar con una amplia variedad en este área que alberga la mayor concentración de librerías de la ciudad. 

Aparte de estos mercados, la capital cuenta con otras muchas galerías y centros comerciales En definitiva, Ammán tiene infinidad de posibilidades para comprar, mirar y admirar los oficios artesanales, los productos más selectos y los más auténticos. ¡Ven a descubrirlo con tus propios sentidos!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *